El fenómeno Commander [Fex]

http://www.labandadelmonored.com/wp-content/uploads/2017/05/commander-header.pnghttp://www.labandadelmonored.com/wp-content/uploads/2017/05/commander-header.pnghttp://www.labandadelmonored.com/wp-content/uploads/2017/05/commander-header.pnghttp://www.labandadelmonored.com/wp-content/uploads/2017/05/commander-header.pngEl fenómeno Commander [Fex]

Como están amigos, aprovechando que estamos en la #SemanaCommander, quería darles mi punto de vista sobre cómo mejora y al mismo tiempo complica algunos aspectos dentro de nuestra vida en el Magic.

Como saben soy de Mendoza, Argentina, y por ende voy a hablar teniendo en cuenta la situación y evolución de Commander en el plano local.

Hace ya un tiempo en mi provincia, está dando que hablar el formato. Rápidamente ganó varios adeptos, entre los cuales hay competitivos, casuales y de todo un poco.

El formato ha tenido tanto éxito, que ha llevado a que aquellos que jugaban Standard o Modern competitivamente, hoy muchas veces estén sentados en mesas multiplayer en ronda y riéndose a más no poder.

De vuelta a lo básico


Este éxito se debe a que lo mejor que tiene Commander, en lo que a mí respecta y luego de haber tenido la experiencia, es el hecho de recuperar la esencia de lo que es Magic. Un juego de mesa para el encuentro social.

Sumado a la capacidad de reciclaje que ofrece, ya que entran muchísimas cartas que mas de uno debe tener tiradas en cajas juntando polvo.

Juntarte en casa con amigos, asado de por medio y algo para tomar, me recuerda mucho a esas noches infinitas de TEG y mis comienzos en Magic. Era juntarse con varios compañeros de la primaria (6to/7mo grado) y jugar partidas con nuestros decks de rejunte y esos fatties como Skyshroud Behemoth que no servía para nada, pero si pegaba ¡lo hacía por 10!

Otro aspecto bueno es que permite jugar con los comandantes, los colores y las techs que se nos ocurran, permitiendo la personalización total de nuestros decks. Esto es algo que si uno tiene tiempo es muy bueno y que como jugador antiguo me encanta. Antes de que hubiera internet y tanto acceso a la informacion del juego, uno iba a jugar con su mazo “hecho en casa” y era un aspecto atractivo del juego.

Los detractores

Dicho esto, hay gente que se resiste a la idea de que un formato casual termine acaparando jugadores, pero son las cosas antes mencionadas las que lo hacen atractivo. Lo cierto es que aquí, ya son varios los que pasaron de jugar Standard, a vender sus decks y staples para armar sus Commander.

Sin ir muy lejos hace unos días, se celebró un torneo Commander en parejas (2HG) y llevó un total de 22 jugadores (11 parejas). Un número que hace bastante no se consigue en Modern.

Lo “negativo” de esto es que los torneos de otros formatos, quedan sin el mínimo de gente para poder jugarse. Pero eso ya tiene que ver con una cuestión de gustos individuales o preferencias y no se puede incidir mucho sobre ellos.

Otro aspecto que es bueno y a su vez negativo, es el valor que adquirieron ciertas cartas por el hecho de ser utilizadas en Commander. En su momento no valían ni siquiera un dolar y las tenías guardadas como lote. De repente verificas precio y te encuentras con que se fue a las nubes, bien por vos y esos dolares que hiciste sin siquiera pensarlo.

Pero por el otro lado, si uno quiere armarse un deck medianamente competitivo y te basas en las listas usadas en internet porque no dispones del tiempo para sentarte y optar por crear uno, no son menos de USD 400. Cosa que por ahí es mucha inversión para un formato casual y que si no tiene suficiente público en el lugar donde te encuentras, no merece la pena.

Lo cierto es que el formato ha tenido un impulso muy grande y es obvio que ya no se va. Hasta en mol se están haciendo ligas de Commander, algo totalmente impensado hace un año atrás.

Espero que hayan disfrutado de este breve paneo y que cuenten en los comentarios como se da este fenómeno en donde viven.

Dejanos tu comentario o te comes 3 a la cara

Descripción del autor

Federico Tonelli

Federico Tonelli

Oriundo de la tierra del sol y el buen vino. Me gustan mucho los deportes extremos y busco refugio de la rutina en este juego que es el magic. Fanático del monored, jugador de rojo en todos los formatos posibles.